No te prometo el éxito.

no trophyEn un blog de marketing para escritores puede parecer que este titular no encaja. Sin embargo, vengo pensando acerca de cómo la autopublicación es a veces planteada como una mera herramienta para generar ingresos y me parece importante defender otra postura. El mundo que rodea a la autopublicación de libros se está llenando de mensajes que animan a seguir determinadas pautas para convertir un libro en un best seller o para alcanzar la cima de los rankings de Amazon, dejando en segundo plano el aporte que pueda hacer esa obra al panorama literario contemporáneo o al conocimiento. Habitualmente, además, esta propuesta viene acompañada de promesas de plazos cortos para lograrlo.

Creo que es válido pretender tener éxito comercial con la escritura. Pero cuando las ventas rápidas se convierten en el principal motivo de publicar un libro, es difícil que se esté pensando en la calidad del contenido de la obra.

La autopublicación es una gran oportunidad, no para hacerse rico, sino para darle salida a aquello que nos apasiona: la creación literaria, el conocimiento, la investigación y la creatividad plasmada en palabras escritas. La verdadera oportunidad es la de poder tener lectores a pesar de no tener medios económicos para imprimir y distribuir copias o hacer publicidad en medios masivos.

Muchos de los blogs o libros que intentan ayudar al escritor a vender más ejemplares de sus obras, defienden el éxito en ventas como el logro supremo por el cual debería estar trabajando ese escritor. Algunos de ellos se arriesgan incluso a prometer ese éxito. Al parecer hay una fórmula para lograrlo sin importar el contenido del libro. Esto podría hacer creer a algún desprevenido que el éxito en ventas es algo al alcance de cualquiera.

¿Qué es el éxito?

Yo creo, en primer lugar, que el éxito en ventas no está al alcance de cualquiera y la razón es muy simple: lo más importante de una campaña de marketing editorial es el contenido del libro. Y eso, por supuesto, es algo que los que hablamos de marketing para escritores no podemos controlar.

Por eso, para mi, el objetivo de un escritor debe ser lograr la obra que mejor lo represente. Por ejemplo, en el caso de la ficción, es fundamental encontrar una voz propia, una forma de narrar que identifique indiscutiblemente a su autor. Esto significa transitar un camino mucho más largo, ganarse los lectores a pulso, uno a uno, pero a la larga eso es ser un escritor. No le veo sentido, por el contrario, a escribir una obra imitando la voz de otros autores, buscando reproducir las fórmulas narrativas que han tenido éxito o reiterando temáticas y estructuras más que leídas.

¿Cuál es entonces la función de los que ofrecemos servicios de marketing editorial? Ciertamente no es prometer fórmulas o trucos para vender mucho. Yo creo que debemos apoyar a los escritores para que utilicen la autopublicación de la mejor manera posible en toda su dimensión y complejidad, sin cometer errores para que, al menos, no desluzca todo el trabajo hecho por el autor, ya sea por una incorrecta publicación o por una campaña de promoción ineficaz. Entonces mi propuesta es que el marketing y la autopublicación sean solamente los facilitadores de esa búsqueda del escritor por lograr un contenido con el que esté totalmente satisfecho, sin importar tanto las ventas ni las listas de más vendidos.

Es por eso que muchas veces me suenan muy mal algunos consejos que buscan resultados inmediatos. Por ejemplo, escribir sagas solo por el hecho de enganchar a un público en una compra sucesiva de ejemplares. O escribir los géneros de moda, o imitar lo que tiene éxito (en ventas).

El éxito entonces, es simplemente lograr que alguien te lea y pueda apreciar y valorar tu libro sólo por su contenido.

¿Qué significa hacerlo bien cuando hablamos de autopublicación?

Cuando la obra está terminada, es altamente probable que al publicarla pase inadvertida en el inmenso mundo de los libros digitales. O peor aún, es fácil meter la pata y equivocarse en cuestiones como el formato, la comunicación, el diseño, la puesta en venta y por lo tanto, generar una mala reputación entre los lectores, antes de que puedan ni siquiera leer el contenido del libro.

Para ello sí que hay muchos blogs y libros que pueden ayudar a mejorar esa parte del trabajo. Pero si hubiera que cuantificarlo, estas acciones representan una parte menor, muy inferior al 50%, en el trabajo total que supone ser un escritor independiente. Porque reitero, lo más importante es el contenido del libro. Dicho de otro modo, con un buen libro se puede fracasar por no publicarlo y promocionarlo acertadamente, pero con un mal libro es imposible triunfar.

Por eso, no me gusta vender el éxito. A los escritores que trabajan conmigo, les puedo prometer el acierto, pero nunca la fórmula para ser un best seller o el número uno en Amazon. Entre otras cosas porque yo mismo no he llegado a la cima.

Mi propuesta, y con esto termino, es colaborar con aquellos escritores que tengan la mirada puesta en el largo plazo, que se tomen el trabajo como una carrera de fondo y no como un sprint, y que para ello entiendan que es importante tomar la mayor cantidad de decisiones acertadas desde el principio, materia en la que puedo colaborar, pero no los que busquen los trucos para vender lo más posible y no entiendan que el contenido, también en la autopublicación, es lo único que realmente importa.

Como autor, he publicado dos libros: la novela corta «Robado», finalista del VIII Concurso 2016 de Bubok – Lengua de Trapo y el libro «Edición indie. Cómo ser un escritor independiente», que ha llegado a obtener el reconocimiento de best seller en Amazon. Asesoro a otros escritores para que puedan publicar sus libros y construir una marca personal sólida que les permita vivir de lo que escriben. Llevo 4 años investigando el tema de la autopublicación y autopromoción de escritores y compartiendo en este blog todo lo que sé. Trabajo en Marketing y Comunicación, desde hace más de 10 años para diversas empresas. El marketing editorial me permite combinar mi profesión con mi pasión: la escritura.

5 comments On No te prometo el éxito.

  • Simplemente quiero darte la gracias. Durante unas semanas atrás he decidido escribir y, por casualidades de la vida, he llegado a esta página. Tus conocimientos son excepcionales y muy humanos. Gracias porque me animan mucho. Te deseo mucha suerte

    • Alejandro Capparelli

      Hola David, gracias a ti por tus palabras. Te deseo que te vaya muy bien y sobre todo logres sentirte representado por aquello que escribas, que no es poco. Un abrazo.

  • Pingback: Non ti prometto il successo | Scrittura a tutto tondo ()

  • Hola, Alejandro. En primer lugar, enhorabuena por tu blog. He leído varias entradas y me parece muy útil e interesante. Además, creo que coincidimos en muchos puntos de vista. Por ejemplo, respecto al tema de este post. Tengo que reconocer que estoy un tanto decepcionada con la autopublicación a través de Amazon. Como bien dices, da la sensación de que hay mucha gente que está utilizando la plataforma con el simple objetivo de ganar dinero (mucho o poco) de manera fácil. Y ahí radica el principal problema, porque el arte no debería hacerse nunca por dinero.

    Hay cosas en Amazon que me huelen bastante a chamusquina. Por ejemplo, si entras en amazon.es y pinchas en el enlace de Novedades – Últimos 30 días, aparecen libros que no son de autores conocidos y que, llevando menos de un mes en Amazon, ya tienen del orden de 20 comentarios. ¿Cómo es esto posible? De hecho, algunos tienen infinitamente más comentarios y mejor valoración que algunos libros que a mí me parecen verdaderas joyas de la literatura.

    Por otro lado, si pinchas en uno de esos libros con tantos comentarios y luego haces click en el autor o autora, resulta que esa persona ha publicado un nuevo libro en Amazon cada 2 o 3 meses. A no ser que ya tuvieran escritos los libros de antes y estén publicándolos poco a poco en Amazon, ¿qué calidad se puede esperar de un libro escrito en 2 o 3 meses? No quiero ir de estúpida prepotente, pero yo tardé más de un año en escribir mi libro. No sólo cuidé el argumento, sino también cada palabra que utilizaba. Y para hacer esto, hace falta tiempo.

    Aún no he empleado esos trucos que estoy leyendo aquí y allá para publicitar tu libro (ponerlo gratis unos días, etc.). Supongo que acabaré haciéndolo, aunque el panorama que veo no me parece muy alentador.

    Disculpa todo el rollo que te he soltado. Gracias por tu blog.

    • Alejandro Capparelli

      Hola Mayte, muchas gracias por el comentario que no es ningún rollo por otra parte 😉
      Estoy de acuerdo contigo. Este artículo lo escribí porque me decepciona un poco como se toman algunos colegas el tema de la autopublicación. No sólo a escritores me refiero, sino a otros blogueros que animan a tener éxito fácil y rápido, lo cual creo que puede llevar a engaño a los autores o incluso a la decepción si ese éxito de ventas no llega. Amazon tiene sus recursos, como los comentarios de los lectores, que no dudo que algunos intenten manipular. Pero a pesar de todo, la autopublicación sigue siendo en mi opinión, una oportunidad. Deberíamos cuidarla un poco más, por respeto a los lectores.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer