Las 5 facetas del escritor presentes en una estrategia de marketing editorial.

Escribir bien es la destreza más importante para construir una sólida marca personal o para desarrollar un proyecto en Internet. Mucho más que el conocimiento técnico informático, dado que actualmente se pueden desarrollar proyectos online con herramientas al alcance de la mayoría de usuarios. Eso permite dedicar todos los esfuerzos a la creación de contenidos.

Lograr destacar en los resultados de búsqueda o ser un fenómeno viral a través de redes sociales, depende de ser capaz de generar contenidos – no sólo escritos – interesantes, originales y relevantes para un público objetivo. Pero para dominar la técnica de una buena escritura, es importante conocer las distintas facetas de escritor que requiere cada tipo de texto, dominar la técnica específica de cada faceta y sobre todo, saber en qué situación conviene ejercer cada una de ellas.

Copywriter, periodista y relaciones públicas dirigidas a prensa, bloguero, literato, guionista
Las 5 facetas del escritor presentes en una estrategia de marketing editorial.

Copywriter: El copywriter, o redactor creativo publicitario, es seguramente quien más se ha transformado a lo largo del tiempo. En la época dorada de David Ogilvy o Claude Hopkins, el texto publicitario era una auténtica redacción de 700 palabras que, acompañada por una imagen, constituía lo más importante del anuncio. Ahora la imagen suele llevar todo el peso del mensaje y el copy está representado en una frase o a veces ni siquiera hace falta. Sin embargo, la habilidad de pensar y escribir como un copywriter está vigente. Ser capaz de encontrar en una frase o dos, un texto que no caiga en ningún lugar común, mientras cumple el objetivo de seducir o bajar a tierra el mensaje de la imagen, pero sin dar todo por entendido. Debe dejar al lector la tarea de completar con deducciones el mensaje final. De ese modo, el mensaje permanece más tiempo en la cabeza del lector. Y cuando éste hace las asociaciones que el copywriter espera y llega al mensaje final siente la satisfacción de haber comprendido. Todo lo contrario sucede cuando el copywriter presenta el mensaje de manera obvia, el lector se aburre.

Libro edición indie

Periodista (y relaciones con la prensa): el periodista investiga, contrasta fuentes y recoge datos y hechos que luego escribe de la manera más objetiva posible, aunque la objetividad total sea imposible. Los medios online han provocado la necesidad de inmediatez en la información con el riesgo de incurrir en fallos, desde ortográficos hasta malas decisiones acerca de lo que debe publicarse y lo que no. La credibilidad y la confianza en aquello que escribe, es el elemento de mayor valor para la marca personal de un periodista. Por ese motivo al escribir bajo estas normas, la veracidad de la información debe ser la prioridad. Una variante del periodismo, las Relaciones Públicas dirigidas a medios de prensa, cumple la función de establecer vínculos, de manera beneficiosa para la parte que él representa y otra mediante la cual está representado un sector del público al cual le interesa llegar. Esa otra parte puede ser un medio de comunicación. Una forma de establecer ese vínculo de mutuo beneficio, es crear material, es decir contenido adaptado a los intereses editoriales de ese medio y al mismo tiempo, que transmita el mensaje que interesa a su organización. En Internet esta técnica se vuelve aún más relevante por la necesidad de conseguir enlaces que apunten a un determinado sitio web. Lo que se conoce como linkbuilding. La faceta de RR.PP. puede aportar grandes resultados en la construcción de la reputación online, obteniendo, entre otras cosas, enlaces de calidad.

Blogger (y comunicación online): el blogger o bloguero, responsable de un blog corporativo o personal, nace en Internet, y como tal su función como escritor es ser eficiente de acuerdo a las normas de este medio. Esas normas son las que establecen los motores de búsqueda y las redes sociales. El concepto de SEO es para un blogger tan importante como la ortografía. Para ello es fundamental que conozca las palabras clave que utilizan los lectores a los cuales desea llegar. Al momento de escribir, no solo debe presentar una información de interés, sino que además debe hacerlo de una manera SEO eficiente, incluyendo sin pasarse, las palabras clave de manera natural. Por otro lado, las redes sociales marcan los contenidos que se hacen virales, por lo tanto son el medio donde todo se amplifica. El blogger debe intentar descifrar lo que funciona y lo que no, para crear contenidos que las personas quieran compartir. Una función complementaria al blogger es la que desarrolla el Community Manager, responsable de gestionar la comunicación que se mantiene en las comunidades que existen en torno a los perfiles de redes sociales de una organización. Guiar el diálogo, provocar la participación y saber gestionar las consultas y críticas es parte de su función, pero siempre dentro del marco de una estrategia online general, donde un blog corporativo suele ser el centro.

Guionista: El medio audiovisual en Internet, es la gran oportunidad de crear un contenido viral que permita alcanzar una audiencia masiva. Es difícil predecir cuando algo se volverá un fenómeno como el Harlem Shake o el Gangman Style, las reglas no están escritas. Pero sí se demuestra que la creatividad se premia más que la calidad. Es allí donde el escritor con cabeza de guionista estará más cerca de generar una idea efectiva para este medio. Si pensamos, por ejemplo, en un book tráiler, es mejor usar la pluma del guionista que la del narrador a la hora de escribirlo, como se explica en este artículo sobre cómo realizar un buen book tráiler.

Literato: Esta categoría por demás amplia, se puede subdividir en: narrador, poeta, dramaturgo, ensayista. Es seguramente el primer tipo de escritor que se nos viene a la cabeza, ya que todo lo que tiene que ver con la estrategia de marketing editorial está pensado en función del libro. Y es el libro el elemento más importante en el desarrollo de la marca personal y la reputación de este escritor. Por lo tanto, la pluma a la hora de escribir el libro implica un estilo narrativo propio que abarca el lenguaje, el ritmo, los recursos lingüísticos y la capacidad de seleccionar qué contar y qué no, en función de la historia o el tema. Es tal vez, la faceta que permite mayor libertad, aunque visto de otra manera, es la que requiere mayor personalidad y estilo.

¿Y a ti, cual se te da mejor? ¿Agregarías otras?


Como autor, he publicado dos libros: la novela corta «Robado», finalista del VIII Concurso 2016 de Bubok – Lengua de Trapo y el libro «Edición indie. Cómo ser un escritor independiente», que ha llegado a obtener el reconocimiento de best seller en Amazon. Asesoro a otros escritores para que puedan publicar sus libros y construir una marca personal sólida que les permita vivir de lo que escriben. Llevo 4 años investigando el tema de la autopublicación y autopromoción de escritores y compartiendo en este blog todo lo que sé. Trabajo en Marketing y Comunicación, desde hace más de 10 años para diversas empresas. El marketing editorial me permite combinar mi profesión con mi pasión: la escritura.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer